De nuevo la tristeza por una nueva traición

Ha vuelto a ocurrir. No es la primera vez que las mujeres inteligentes tenemos que escuchar sandeces del tipo de: “esta organización todavía no está preparada para ser dirigida por una mujer”. Y la verdad es que ya realmente parece imposible que estas cosas ocurran, pero os puedo asegurar que siguen pasando.
No voy a dar el nombre de la organización por respeto a las miles de mujeres y hombres inteligentes que de una forma u otra se siguen acercando a ella.
Pero lo que es inevitable es volver a sentir una enorme y profunda tristeza que me tiene el alma inundada hace semanas.
Es una tristeza sorda, amarga, inexplicable y que ha vuelto a emerger de las profundidades en donde la tenía recluida desde hace unos meses.
Es como si de golpe, con el golpe de esta frase que tuvo que escuchar una amiga a la que admiro profundamente y que además es mi cómplice en algunos aspectos, hubieran desaparecido meses y meses de esfuerzo para ahuyentar esa pena que se instaló en mi ánimo y en mi alma hace unos cuatro años aproximadamente.
Como si de golpe se hubieran escapado de la caja de Pandora todos los vientos de la decepción, la desesperanza, de la desilusión, etc…
Ha sido inevitable que eso ocurriera y de nuevo con esos vientos, llegó esa sensación de vacío y de desilusión que sin querer se ha vuelto a instalar en mi día a día.
Es como si la realidad se hubiera vuelto toda de color gris y, a pesar del momento personal tan estupendo que estoy viviendo, una nube de amargura lo tiñera casi todo.
Ha sido una nueva traición a todas las personas que pensamos y actuamos, especialmente a las que vemos que las cosas pueden dejar de ser como son para ser más igualitarias y más respetuosas entre mujeres y hombres con unas relaciones menos jerárquicas que las actuales.
Ahora ya sé porque llevo días llorando. Ahora ya sé por que la emoción y la pena me tienen horas y horas mirando sin ver y buscando sin encontrar.
Sólo el silencio de la madrugada que comenzaba a teñirse de un pálido rosado me ha traído la respuesta que andaba buscando desde hace días.
Ahora ya sé que he de volver a ponerme a trabajar para poder volver a encerrar, de nuevo, a los malos vientos en su caja de Pandora y así, poder volver a mirar y ver los colores amables que cada día nos brinda y poder disfrutar abiertamente de algunos momentos que ahora sé que me estoy perdiendo por culpa de la tristeza.
También ahora sé que tengo una llaga o una herida más en mi alma de mujer comprometida con la igualdad real entre mujeres y hombres.
Pese a todo mi amiga sabe que tiene, si lo necesita, mi hombro para llorar o para lo que ella me necesite. Ella lo sabe y, por ella y por todas las que en alguna ocasión nos hemos encontrado en estas situaciones, hay que seguir luchando para que esta sea la última vez que ocurre.
Que esta sea la última vez que una mujer valiente y capaz es aparcada por cuestiones de poder entre algunos hombres.
A pesar de la profunda tristeza, ben cordialment.
Teresa.

Anuncios

2 comentarios (+¿añadir los tuyos?)

  1. vinka astudillo
    Jun 07, 2008 @ 02:27:09

    Querida y especial amiga:
    Los golpes, tú sabes, que son lo que nos hacen erguir la espalda, los sentidos y el corazón.
    Te aseguro que lo que te entristece, será recordado por tu clara mente, como un hito en tu desarrollo.
    Un abrazo desde Chile, y muy cariñoso

    Responder

  2. Nis
    Jun 07, 2008 @ 16:59:19

    Antes que nada, felicitarte por tu blog. Lo acabo de descubrir y ya sé que me pasaré por aqui a menudo.
    Un día, leí una frase en un sobrecito de azucar, y desde entonces la recuerdo en muchas ocasiones: “No se puede llegar al alba sino por el sendero de la noche”… y por ese sendero vamos, por el de la noche, y creo que aún, nos queda mucho para llegar al alba. Pero no por eso debemos desanimarnos, entristecernos, y rendirnos. Sospecho que para una igualdad real, aun falta muchísimo, y quizás ni tu ni yo lleguemos a verla, pero llegar, llegará. Debemos ir andando con paso firme, poco a poco. No queramos recorrerlo todo en un día, por que lo que pasará será que nos agotaremos, y nos frustaremos.
    La historia de la humanidad, es la historia del hombre (no de la mujer). El papel de la mujer ni se ha contado, como si no existiera. Se han conseguido muchos avances, gracias a mujeres como tú, comprometidas y luchadoras. No te desanimes!

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Tribuna Feminista

Tribuna Feminista

Alicia Murillo Ruiz

Alicia Murillo Ruiz

F&S

Femenina y singular: el blog de Mar

A %d blogueros les gusta esto: