Nuevos mitos que justifican al maltratador

Pensaba que el sentido común era el que imperaba en nuestras sociedades, pero me equivocaba.
El androcentrismo que vive, pervive y se camufla para continuar manteniéndose vuelve a buscar situaciones que le puedan beneficiar, incluso a costa de la vida de muchas mujeres.
Ahora se intenta, por todos los medios, volver a poner en marcha la vieja estrategia de la poca verisimilitud de las palabras de las mujeres y con ella intentar desmontar la realidad que sufren miles de mujeres cada día y que es la de los malostratos continuados.
Con la ayuda de algunos profesionales de diferentes campos que no están de acuerdo con la esencia de la actual legislación, se atreven a cuestionar las palabras de cientos de mujeres e incluso la veracidad de sus denuncias.
Y no hay derecho. No hay derecho que con este camuflaje, de nuevo seamos las mujeres las que tengamos que seguir demostrando que nuestras verdades son tan iguales como las de los hombres.
Hasta tal punto ha llegado el mito de las denuncias falsas por malostratos interpuestas por las mujeres para beneficiarse de los derechos que les otorga la ley, que hace unos meses tuvo que salir el propio Consejo General del Poder Judicial desmintiéndolo.
Y es que no es cierto que las mujeres nos dediquemos a interponer denuncias falsas. Pero el patriarcado sigue sin permitir que la igualdad real se imponga y con ella, el terrorismo machista tienda a desaparecer. Y quizás por ello antes de renunciar a sus privilegios, se empeña de tacharnos de mentirosas a las mujeres.
Mientras la legitimidad de la voz de las mujeres que denuncian situaciones de violencia machista no se reconozca como tal y se tienda a justificar de cualquier modo las actitudes violentas, no estaremos en el camino correcto.
Como sociedad, tendemos a avanzar protegiendo los derechos de las personas más vulnerables y, por eso se legisló hace casi seis años en ese sentido para proteger los intereses de las mujeres víctimas de la violencia de género. Se reconocieron derechos, se estipuló la tutela judicial para la protección de dichos derechos, etc…Pero al parecer el ejercicio de estos derechos e incluso la aplicación de la ley topa frontalmente con sectores reaccionarios que interpretan estos avances sociales como la usurpación de determinados privilegios.
Pero lo más triste de todo esto es cuando te encuentras con que quien tiene que proteger a las víctimas o ha de defenderlas de sus agresores las vuelven a maltratar al poner en cuestión su versión de los hechos acontecidos. Sencillamente no hay derecho.
Es cierto que la ley integral contra la violencia de género nació con una clara voluntad de tranversalizar las acciones para prevenir este tipo de agresiones y por tanto es ambiciosa en cuánto a los objetivos que pretende.
Pero ser ambiciosa no ha de confundirse con ser discriminatoria con respecto a los hombres. Y esto no ocurre. Sencillamente se tipifica como delito algunas actitudes que a lo largo de la historia de justificaban como normales dentro de las relaciones de pareja.
Además al dejar de considerarse un tema doméstico y pasar a ser de carácter público implica a todas las instancias el estado. Y que una de ellas como lo es el Consejo General del Poder Judicial tenga que salir a desmentir el nuevo mito, (El CGPJ combate el mito de las denuncias falsas) da una idea del poder de camuflaje que tiene el sistema androcéntrico en el que vivimos.
Pero tampoco podemos perder de vista que somos muchas las personas, mujeres y hombres, que tenemos claro quienes son las víctimas y quienes los verdugos y por eso continuaremos en el camino de la denuncia pública y el de la solidaridad con las verdaderas víctimas de este tipo de terrorismo.
Ben cordialment,
Teresa

Anuncios

11 comentarios (+¿añadir los tuyos?)

  1. adilia
    Jun 22, 2010 @ 09:01:41

    O que você refere como desatenção às palavras das mulheres tem um equivalente num termo filosófico recentemente cunhado: «injustiça epistémica», que aqui assume a forma de injustiça testimonial, quer dizer há grupos sociais que para além de outras injustiças sofrem a injustiça de não se dar valor ao seu testemunho e desse modo são lesadas e prejudicados.
    De resto o próprio conceito de violencia domestica é relativamente recente pois até hà bem pouco tempo falava-se eufemisticamente em «discordia familiar», bonito, não? Tenho um post no meu blog que aborda este tema e que talvez lhe interese ler: http://sexismoemisoginia.blogspot.com/2010/03/discriminacao-social-e-injustica.html.
    abraço, adilia

    Responder

  2. María Regina
    Jun 23, 2010 @ 14:16:41

    Perdóname, Tere, te juro que me había propuesto no incordiar más, pero es que no puedo, es que no sé si no véis o no queréis ver, y a mí me sale vapor por las orejas, ¿qué quieres?
    A ver, ¿os suena el viejo argumento del “no vamos a reconvenir al tío ése porque se va a cabrear y lo va a pagar su pobre mujer, que bastante tiene, que lo mismo que la encierra en casa?” ¿Y “que no le denuncie”, por lo mismo, “que las mujeres llevan las de perder y tiene que volver a casa y luego es peor”?(y no queremos sobreprotegerlas y por eso no hacemos leyes “especiales” que las victimicen) ¿Y que “al menos ahora sólo la da dos bofetadas de vez en cuando, que no es lo mismo que una paliza”?
    Os suena a viejo, a viejo silencio cobarde, a COMPlicidad y COMPadreo disfrazado de COMPrensión y COMPasión, ¿no? Pues son los argumentos que está reutilizando esta izquierda tan feminista. ¿Que no?
    – Si prohibimos el uso de cualquier clase de velo en público, sus hombres las van a encerrar en casa y serán doblemente víctimas. (Y ni nos planteamos el castigo, tipo expulsión para el secuestrador, claro)
    – Y que no es lo mismo el niqab que el burka, como no es lo mismo un “puta, te voy a reventar” (disculpa el lenguaje, pero estos malnacidos se expresan así, ¿qué quieres?) que un simple empujoncito, que dos bofetadas, que una paliza. No es lo mismo, no parte, todo ello, de un mismo argumento, de una misma base, de una misma “ideología”, ¿verdad? Y no suele ser una cosa escalonada en dirección ascendente, ¿verdad?
    Los trapos sucios no se lavan en casa, encerrados, enmohecen, y eso va también por las falsas denuncias generalizadas, que haberlas haylas, -incluídas como estrategia legal, de partida- y que son veneno para las mujeres verdaderamente maltratadas, ¡como si no tuvieran bastante con lo suyo!
    Nos la van a colar por la izquierda, queridas. Yo, al menos, me veo con el velo para no herir susceptibilidades y respetar creencias ajenas de aquí a dos días, si eso, lo que diga la Pajín, que ni os va a preguntar, por otra parte. ¿Un lobby? Eso os lo llaman sin sospechar que os hacen un piadoso favor. No pintáis nada, queridas, así que, sí, mejor no daros por enteradas.
    Y perdón de nuevo, pero es que lo vuestro ya es demasiado.

    Responder

  3. montse
    Jul 05, 2010 @ 22:47:21

    mujeres sabias y brujas,
    pues si, muy sabias y resabiadas hemos salido, y muy brujas y rebrujas también!
    siempre me he sentido orgullosa de ser lo que soy, y también me hubiera sentido orgullosa de ser varón, porque de lo que estoy orgullosa es de ser persona. sin embargo cuando veo, vivo y leo escritos como el tuyo, preferiría haber nacido cualquier otro animal antes que ser una persona humana.
    si no sabes de lo que hablas, no hables. y si lo sabes, no mientas.
    la LIVG atenta contra los derechos humanos y también contra la constitución, y tu lo sabes. estamos reclamando los derechos humanos para países llamados subdesarrollados y en España nos hemos cargado la presunción de inocencia de todos los hombres.
    no nos vendas historietas Teresa, o es que estas cobrando alguna subvención?
    no más mentiras!
    a igual delito, igual pena!
    te suena?
    Desde su entrada en vigor el 29 de junio de 2005 hasta el 31 de diciembre de 2009, es decir, cuatro años y medio, se han registrado 823.580 procedimientos penales en los Juzgados de Violencia de Género contra los hombres, lo que ha supuesto que un 4,34% de la población varonil española mayor de 18 años ha sido objeto de un procedimiento penal por violencia de género.
    y sabes porque, verdad? porque a más denuncias más subvenciones.
    venga teresa, da un respiro a los hombres que no todos son culpables de violencia de genero. tal como dices en el enunciado: (lo que abunda son) mujeres sabias y brujas.
    lo de “ben cordialment”, m’ho salto, jo no tinc ja cap necessitat de se políticament correcte.

    Responder

  4. m.a.v.
    Jul 06, 2010 @ 06:57:24

    Vaya, vaya… Parece que alguna lectora de este blog lee los artículos de opinión de la revista del colegio de abogad@s de León. Esto viene a cuenta del comentario de Montse cuyos datos estadísticos están sacados de dicho artículo. El número de denuncias correlacionado directamente con el número de denunciados; creo que no es así. Un sujeto con 100 denuncias, es 1 sujeto, no son cien, por lo tanto el porcentaje de la población masculina denunciada baja considerablemente.
    Por supuesto que no todos los hombres son culpables de violencia de género, faltaría más, pero sí que es cierto que la violencia de los hombres contra la mujer es un mal endémico en todas las sociedades de todos los países.
    La LIVG no atenta contra los derechos humanos, castiga al maltratador masculino. Posiblemente a la que es madre y tiene un hijo maltratador no le guste esta ley ya que pone a su hijo en su sitio en vez de “dejarlo de rositas” y de ahí los comentarios de si se cobran subvenciones y demás, comentarios que pretenden aumentar el bulo de lo innecesario de proteger a la mujer y castigar al maltratador

    Responder

  5. Eva
    Jul 10, 2010 @ 09:15:51

    Tere no obliga a nadie a leer lo que escribe, se puede estar o no de acuerdo con ella pero contestarle en plan de ataque no me parece la solución a nada.
    Seguid discutiendo entre vosotras, y cuando tengáis un ratito contad las mujeres asesinadas este año a manos de sus amantísimos dueños.

    Responder

  6. Xavierus
    Ago 11, 2010 @ 15:57:51

    Y yo quiero también que me devuelvan la costilla que vuestro Dios me arrebató, ale, ale i ale.

    Responder

  7. carmen
    Sep 20, 2010 @ 20:48:11

    cuanta razón tienen tus palabras¡¡¡¡¡
    ahora incluso, disfrazan su machismo de igualdad.
    Pretenden una custodia compartida cuando tan solo les importa el dinero¡¡¡ pero que se han creido¡¡¡ cuando la inmensa mayoría jamás se ha ocupado de sus hijos e incluso pasan pensiones miserables de 100 o 150 euros¡¡¡
    Y hay que consentir que nos vayan tachando a todas de ” feminazis ” nos expulsan de sus foros, y entre ellos se dan palmaditas en la espalda.¡¡¡
    Pues NO¡¡¡no estamos dispuestas a dejarnos machacar, BASTA YA, seguiremos luchando.
    echad tambien un vistazo a nuestro blog
    http://contralacustodiacompartidaimpuesta.blogspot.com/
    vamos a luchar¡¡¡¡¡ BASTA YA DE PISOTEARNOS¡¡¡

    Responder

  8. carmen
    Sep 20, 2010 @ 20:52:14

    a proposito, estaba leyendo los comentarios, ¡¡¡¡¡ porque os poneis nombres de mujeres cuando sois hombres¡¡¡¡ no estais bien de la cabeza, eso lo demuestra todo¡¡¡

    Responder

  9. No a la custodia compartida impuesta
    Sep 20, 2010 @ 21:10:01

    Je je! Carmen, completamente de acuerdo. ¡Resulta que se ponen nicks de mujer para difundir su “machismo igualitario”!!!! Esa ficticia igualdad que ahora tanto les interesa (qué casualidad, fíjate tú). Porque desde luego, hay comentarios que destilan machismo a raudales. Anda que eso de “nunca pudisteis ser hombres y eso os duele” Buffffff!!!!! Para enmarcarlo.
    Por supuesto que no nos vamos a dejar pisar. NO A LA CUSTODIA COMPARTIDA IMPUESTA!!!!!!!!!
    Blog:
    http://contralacustodiacompartidaimpuesta.blogspot.com/
    Página en Facebook:
    http://www.facebook.com/profile.php?id=1346634628#!/pages/No-a-la-custodia-compartida-impuesta/112834372101937?ref=ts

    Responder

  10. No Cci
    Sep 20, 2010 @ 21:23:47

    Parece bastante claro que, para garantizar el bienestar y la estabilidad de los hijos en una custodia compartida, tiene que haber mucho consenso, comunicación y coordinación entre los padres. Y por supuesto, que se hayan puesto en común unas pautas básicas para su educación y para el día a día. Pero, ¿y cuando esto no se puede garantizar porque la custodia compartida se impone a dos personas en muchos casos no se hablan ni se pueden ni ver? (muy habitual por cierto en los divorcios contenciosos)
    Y mira cómo no hablan de la cantidad de padres que han pasado olímpicamente de cuidar a los hijos hasta el divorcio y que están utilizando la custodia compartida para evitar el pago de pensiones. LAMENTABLE.
    ¡¡¡¡¡NO A LA CUSTODIA COMPARTIDA IMPUESTA!!!!!

    Responder

  11. Paqui Algarra Cirera
    Nov 23, 2010 @ 13:53:54

    Hola Tere, me has parecido guapisima por dentro y eso es lo que nos hace guapisimas por fuera, gracias por haberte conocido, hoy yo tambien soy mas guapa por ello.
    Ah y decirte que no estoy en contra de la custodia compartida, como mujer que soy y amor hacia mis hijos, pero mis condiciones a esta serán, que mis hijos no van a hacer la maleta cada 15 días, esto es inhumano para unos peques que nada tienen que ver en las locuras de los padres. La casa donde ellos viven será la suya y quien haga la maleta y vayan y vengan serán el papa y la mama.
    A ver que tal. Un beso guapisima

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Tribuna Feminista

Tribuna Feminista

Alicia Murillo Ruiz

Alicia Murillo Ruiz

F&S

Femenina y singular: el blog de Mar

A %d blogueros les gusta esto: