Aconfesionalidad, derechos y dineros públicos

25 millones de euros son los que destinará el gobierno del estado español a la Jornada Mundial de la Juventud, un “tinglado” organizado por El Vaticano y que se celebrará el próximo mes de agosto en Madrid y en la que participará Benedicto XVI. Además, el Estado ha declarado el acontecimiento como “de interés especial” i las empresas que colaboren desgravarán el 80% de la aportación. Menos mal que estamos en un Estado aconfesional… (1)
Al final y como siempre los señores de faldas largas y negras haciendo caja con los dineros públicos, para variar y con cualquier pretexto.
Me gustaría saber cuántos millones de euros, de esos de las arcas públicas que salen de nuestros impuestos se gastaron para criminalizar la modificación de la ley del aborto y a crear conciencia en contra de la interrupción voluntaria del embarazo.
Me tienen harta. Ellos, los de faldas largas y negras y los que permiten que el doble mensaje se instale en las conciencias de las mujeres más jóvenes a quienes torpedean con el mensaje de protección a la vida, pero sin contemplar la propia vida de ellas, adolescentes que todavía han de acabar de formarse y que tiene todo el derecho a hacerlo en armonía y sin que nadie se lo impida.
A los políticos más reaccionarios, los del Partido Popular, les importan bien poco los derechos de las mujeres y por eso llevan los tribunales todo lo que pierden en el hemiciclo y sobre todo, aquellas normas jurídicas que mejoran la calidad de vida de las personas que pensamos de forma diferente a la suya.
Además dan alas a aquellos dogmáticos que representan su credo y les sirven en bandeja asideros para que sigan predicando dogmatismo, desigualdad, misoginia y, en definitiva, pensamiento único.
Exijo también recortes a la aportación del estado a las arcas de los señores de faldas largas y negras que con su fanatismo y dogmatismo no contribuyen en absoluto a la diversidad en su sentido más amplio, puesto que lo único que propones es encorsetar según sus creencias.
Exijo también que el esfuerzo de austeridad que se nos exige a toda la población también les afecte a ellos puesto que la condición de ACONFESIONALIDAD declarada en la Constitución nos ampara, también, a quienes no creemos en credo ni religión alguna.
Exijo respeto escrupuloso al ejercicio del derecho de las mujeres que lo decidan libremente y de los profesionales sanitarios a la interrupción voluntaria del embarazo.
Y así lo voy a continuar diciendo mientras me quede un hálito de voz.
Ben cordialment.
Teresa

(1) Extraído de la sección FILÒSOF DE BUTXACA de la revista PRESÈNCIA. Núm.2004

1 comentario (+¿añadir los tuyos?)

  1. Xavierus
    Jul 29, 2010 @ 07:40:57

    La libertad antes de nacer de los bebitos fetos, o de los fetos bebitos será para que lleguen a mayores i llevarlos a Irac o Afganistan?, en definitiva a cualquier guerra de algunos radicales i acerrimos antiabortistas para conseguir buena tajada económica i por tanto más poder?. Pero la mayoria de niñas, niñas son i no pueden imaginar cuando les traigan a esos bebitos de mayores pero no demasiado, dentro de la caja de pino envueltos en cualquier bandera. Es una lastima.
    Salut i buenas vacaciones
    Xavierus

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Tribuna Feminista

Tribuna Feminista

Alicia Murillo Ruiz

Alicia Murillo Ruiz

F&S

Femenina y singular: el blog de Mar

A %d blogueros les gusta esto: