La importancia de nuestro voto

Dentro de unos días hemos de ir a votar para elegir a quienes, durante los próximos cuatro años nos representarán al frente de ayuntamientos y algunas comunidades autónomas.
La ley de Igualdad impone presencias equilibradas entre mujeres y hombres en las listas electorales y ese criterio, en sí mismo ya fue un avance y conlleva una garantía de presencia mínima de mujeres y no aleatoria como ocurría antes.
El Partido Popular, dentro de su estrategia populista, fácil, aleatoria y sin contenidos firmes en materia de igualdad entre mujeres y hombres ahora presume de tener más mujeres en sus listas que cualquier otro partido y de tener en su programa propuestas para una igualdad real entre hombres y mujeres.
Me he molestado en acercarme a su programa electoral, tanto al autonómico como al municipal.
En el programa municipal, entre sus principios no figura el principio de Igualdad, eso sólo para comenzar. Y en el autonómico, aún siendo cierto que dedican un apartado a la igualdad real se quedan únicamente en el ámbito de lo laboral y dejando entrever con bastante claridad que el tema de la conciliación de la vida laboral y familiar (ni mencionan la personal) es un tema que afecta a las mujeres.
No es necesario mencionar que la igualdad real no se consigue sólo con medidas laborales puesto que los derechos de ciudadanía los han dejado todos a un lado. Y de ahí la necesidad de que las mujeres seamos conscientes cuando vamos a votar.
Las valientes mujeres que se presentan en las candidaturas de cualquier partido progresista tienen la función múltiple de representar a muchas otras que hemos decidido, dentro de nuestras legitima libertad, no hacerlo. Pero, además han de llevar a la agenda política los temas que nos afectan directamente y desmontar el discurso de que la igualdad real está conseguida.
Son, todavía, demasiados ámbitos en los que las mujeres seguimos estando en una posición desigual y con mayores obstáculos para poder realizarnos como seres humanos libres. Y eso sin entrar a comentar la relación impuesta con nuestro propio cuerpo ya que este parece que no nos pertenezca puesto nos quieren imponer cómo vivir nuestra sexualidad, maternidad, etc.
Las mujeres, hemos de ser conscientes de la importancia de nuestro voto. Somos capaces de dar y quitar mayorías. Y sobre todo hemos de apoyar a esas compañeras que están en la brecha de la lucha para que la vida del conjunto de la ciudadanía mejore sustancialmente.
Hemos de ir a votar orgullosas y hacerlo a opciones que realmente se preocupen de desenmascarar las mil caras que tiene el sistema androcéntrico para seguir manteniéndonos en posiciones de segunda.
Hemos de ser responsables con nuestro voto puesto que es nuestra arma para apoyar medidas que mejoren las condiciones de vida de quienes han luchado antes por nosotras, nuestras predecesoras, las que no marcaron caminos.
No podemos olvidarnos de las niñas, las futuras lideresas, que no sólo han de formarse, también hay que pensar en cómo abrirles caminos para que sean lo que deseen ser, pero con la seguridad de que no están solas.
No podemos votar opciones que nos impongan maternidades no deseadas, opciones que no tengan en cuenta nuestra libertad para elegir o modelos de vida que nos continúen subordinando a un papel secundario en todos los ámbitos sociales.
Además, tampoco podemos olvidarnos de aquellas a quienes les arrebataron la voz y que, quizás se pudo hacer mucho más de lo que se hizo para salvaguardar su vida. Hemos de recordarlas y dignificar su memoria apoyando opciones que aporten medidas concretas para la lucha contra el terrorismo machista para evitar más muertes de mujeres y niñas.
Hemos de apoyar otro tipo de modelo de sociedad en donde seamos un poco más libres para elegir y en donde nuestra voz sea escuchada y nuestras necesidades atendidas.
Y eso, lo que acabo de exponer, no lo he encontrado en el programa del partido popular. Por eso desde estas líneas hago un llamamiento a un voto reflexivo, solidario y progresista para con nuestras propias necesidades como mujeres.
Yo así lo voy a hacer.
Ben cordialment,
Tere

1 comentario (+¿añadir los tuyos?)

  1. Mercedes
    May 09, 2011 @ 10:16:39

    Magnífico artículo…como todos… Teresa.
    Totalmente de acuerdo con lo que planteas además de las flores que citas y con las que nos encontramos en los “programas” electorales me gustaría recordar además que este partido (PP) ha rechazado la asignatura de Educación para la Ciudadanía lo cual es especialmente grave desde la perspectiva de la Igualdad de Oportunidades porque significa un claro obstáculo a las estrategias gubernamentales que estarían tratando de impulsar el avance de la igualdad de las mujeres. Este PPartido también se ha opuesto a la iniciativa legislativa que trata de impulsar juegos no sexistas en los colegios lo que expone, nuevamente, su oposición programática a la igualdad.
    Respecto a “las opciones que impongan maternidades no deseadas” sólo lanzar una pregunta al aire: este tipo de leyes que se están aprobando ¿acaso no implican a los hombres directamente? ¿no tendrá algo que ver con ellos el tema del aborto? ¿el aborto es sólo un “problema” de las mujeres?
    El Europarlamento ha aprobado una resolución contra las desigualdades sanitarias en la Unión Europea que el Partido Popular español ha rechazado por incluir “que la UE y los Estados Miembros deberían garantizar a las mujeres un acceso facil a los métodos anticonceptivos así como el derecho a un aborto seguro”.
    Otra medida, en este sentido que buscaba reducir el número de embarazos no deseados, ha sido criticada por este Ppartido que quiere que la píldora del día después deje de venderse en las farmacias sin receta médica. Para ello, ha presentado en el Senado una moción parlamentaria en la que insta al Gobierno a volver a requerir la prescripción. Así mismo pide que los médicos y farmacéuticos puedan acogerse a la objeción de conciencia para no prescribir ni dispensar el fármaco.
    Más ejemplos del discurso de este partido: Alicia Sánchez-Camacho niega la adopción a los homosexuales porque “un niño necesita un padre y una madre”… curioso cuando ella es madre soltera por inseminación artificial.
    Y podríamos seguir con una lista interminable de actuaciones, intenciones y “consejos vendo que para mi no tengo”.
    Me sumo, por supuesto, a ese llamamiento a un voto reflexivo, solidario y progresista que propones; por las mujeres que hubo antes de nosotras y gracias a cuya lucha podemos hoy, tu, yo y tantas otras estar hablando de estos temas, por las mujeres que hay ahora comprometidas, trabajando y luchando por continuar ese camino y sufridoras además de un menosprecio “institucional”, “informativo” y “social” y por las mujeres que habrá en el futuro, nuestras hijas, hermanas, etc. para que no sean de las primeras en sufrir una “involución” en los derechos tan duramente conseguidos.
    Como dice Marcela Lagarde:
    “¿Qué sería de las mujeres sin el aliento y el apoyo en situaciones de crisis que son tantas? No habríamos sobrevivido a los avatares de la vida sin otras mujeres conocidas y desconocidas, próximas o distantes en el tiempo y en la tierra”
    Saludinos
    Merce

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Tribuna Feminista

Tribuna Feminista

Alicia Murillo Ruiz

Alicia Murillo Ruiz

F&S

Femenina y singular: el blog de Mar

A %d blogueros les gusta esto: