Año electoral

            Falta algo más de un año para volver a las urnas y elegir a la gente que nos representará en Ayuntamientos y muchas Comunidades Autónomas. Bueno y también al Parlamento Europeo.

Han comenzado las encuestas de los principales partidos políticos aventurándose sobre todo con los resultados autonómicos. Y la maquinaria electoral de los partidos ya ha comenzado a engrasarse. Y también han comenzado ya los codazos por ver quiénes van en las listas electorales y en qué posición en función de muchos, demasiados factores. Es la liturgia electoral previa. Toda una serie de ritos que pueden acabar poniendo nerviosa a demasiada gente.

Y en esa liturgia previa en la que nos encontramos, de nuevo una mujer ha sido descabezada por el patriarcado político. Y esa mujer es Carolina Bescansa de Podemos.

Hablar de sustituir a Pablo Iglesias en un futuro junto a Errejón que le ofreció ir de número dos en su candidatura de la Comunidad Autónoma, ha sido su gran error y por lo que ya se espera en la dirección de Podemos su dimisión. Pablo Iglesias no admite competencia ni de palabra ni de pensamiento. Pablo Iglesias copia modos y formas aprendidas para mantener férreamente sus propias posiciones dentro de su partido. No admite ninguna duda sobre su liderazgo y eso se veía venir.

Pero este modelo de liderazgo patriarcal no es único de Podemos. No. Y cuando me refiero a modelo patriarcal, no me estoy refiriendo solo a las formas o a que solo aparezcan hombres en las fotos y esas cosas. No. El modelo de Cifuentes, por ejemplo, también lo es. Cuando hablo de modelo patriarcal me estoy refiriendo a la jerarquización en la toma de decisiones. Me estoy refiriendo a la no toma en consideración del valor y el talento de las mujeres como lideresas y con proyección propia y no siempre ligadas al macho alfa de turno. También me estoy refiriendo a la puesta en práctica en el fondo y no solo en las formas de la EQUIVALENCIA entre mujeres y hombres, la EQUIPOTENCIA o reconocimiento del mismo potencial y poder a mujeres y hombres y a la EQUIFONIA o reconocimiento de las voces de las mujeres con el mismo peso e importancia que las de los hombres.

Y eso, a un año de varios procesos electorales sigue sin darse. Se nos tiene que incluir porque la ley lo impone, de lo contrario estaríamos mayoritariamente en la segunda parte de las listas. Salvo excepciones, claro.

Yo me propongo ir observando los movimientos de los diferentes partidos con opciones de gobierno e ir viendo que tipos de perfiles se van construyendo en las listas. Y por supuesto qué estrategias van a ir marcándose. Me importa y mucho ver perfiles de la gente que vaya en las candidaturas y, por supuesto mirar sus programas electorales. No me sirven los perfiles de visita a los mercadillos y besos a las criaturas. No. Quiero ver potencia en sus mensajes. Quiero observar cómo temas referentes a la equidad no solo aparezcan en sus programas, quiero ver cómo se llevan a la práctica incluso durante este año pre-electoral.

Quiero escuchar las voces de las mujeres potentes que están ya en la política y las de las que se van a sumar. Y quiero escuchar en las voces de ellas y ellos palabras referidas a una sociedad más justa en su conjunto y no solo para la mitad de la población. Quiero posicionamientos claros sobre temas como los vientres de alquiler, sobre el derecho de las mujeres a decidir sobre sus cuerpos y sus maternidades, aunque sean mujeres menores de edad a las que un embarazo no deseado les puede arrebatar sueños e ilusiones. Quiero leer y escuchar propuestas claras para la eliminación de la brecha salarial todavía existente. También quiero saber las posturas que se tienen sobre la investigación en la salud de las mujeres más allá de las etapas de embarazo y lactancia y que siguen siendo todavía inexistentes. Quiero ver propuestas claras sobre cómo corregir el actual desajuste de la conciliación entre la vida personal, laboral y familiar que impide a las mujeres tener carreras laborales igualitarias con respecto a los hombres. Quiero ver posicionamientos con respecto a la incorporación de un sistema realmente coeducativo en las aulas que ayude a potenciar los talentos de niñas y niños por igual. Quiero ver opiniones claras con respecto de la educación afectivo-sexual de calidad en las aulas desde edades tempranas. Más

Anuncios

El PP y los derechos de las mujeres

TereMolla AgullentHay situaciones que se escapan de mi entendimiento y entre esas situaciones se encuentra la obsesión del PP para controlar los cuerpos de las mujeres y sus maternidades. Y cuando digo controlar me estoy refiriendo a imponer.

Hace un par de años las mujeres conseguimos parar la reforma de la actual y vigente Ley Orgánica de salud sexual y reproductiva y de la interrupción voluntaria del embarazo. Le costó la dimisión a quien en ese momento encabezó aquella barbaridad y que estaba al frente del Ministerio de Justicia, Alberto Ruíz Gallardón que se lo jugó todo a una carta y perdió.

Pero se acercan unas nuevas elecciones generales para el próximo 26 de junio y como el PP ya perdió muchos votos el pasado 20 de diciembre ha decidido ver si recupera unos pocos del espacio ultraconservador. Ese rincón de electorado al que la salud de las mujeres se la trae al pairo.

Y por eso no dudan en absoluto al retroceder en la concesión de declaración de utilidad pública que el propio Ministerio de Interior había reconocido a la Federación de Planificación Familiar Estatal (FPFE) hace tan sólo un mes. La FPFE ha enterado por el BOE que admite este recurso y se revoca la declaración de utilidad pública.

Sí, así se las gastan resolviendo cuando quien mete el recurso de reposición se la Asociación Española de Abogados Cristianos. Con una celeridad desconocida a la administración, sobre todo la administración central.

Y es que no podemos perder de vista que uno de los objetivos de esta federación es la defensa de los derechos sexuales y reproductivos y del derecho de las mujeres a decidir sobre su maternidad o no. Y eso los sectores ultracatólicos no lo pueden soportar y por eso actúan.

Tampoco podemos olvidar que el propio ministro del interior es también conocido por sus creencias religiosas muy cercanas a los postulados del OPUS que, como es sabido, no son precisamente gente progresista. También es conocido este ministro para condecorar imágenes de vírgenes como si de personas se tratara. Más

Semana de píldoras

TereMolla Agullent            Vaya semanita que llevamos de píldoras de todo tipo y ninguna en positivo para la vida de las mujeres.

Píldoras de todo tipo, oiga. Las tenemos de todo tipo y todas ellas de un machismo reaccionario total que sigue pretendiendo que las mujeres seamos meros objetos sexuales y reproductivos sin más. Y cuando se hartan nos matan. Pero vamos por partes.

Con más de treinta mujeres asesinadas por terrorismo machista habría que medir escrupulosamente cada una de las palabras que pronuncian los representantes públicos en sus discursos, puesto que con sus palabras fomentan que el patriarcado crezca y ensanche sus límites en las mentes más jóvenes. Me estoy refiriendo a la “píldora” patriarcal que salió por la boca del alcalde de Granada José Torres Hurtado, del PP, cuando en un acto ante el alumnado que había sacado las mejores notas de selectividad dijo aquello de “las mujeres, cuanto más desnudas, más elegantes, y los hombres, cuanto más vestidos”. Y se quedó tan ancho el señor. Luego pidió disculpas y eso, pero el mal ya estaba hecho. Su mensaje era claro: Mujeres reducidas a cuerpos para el placer masculino y para gestar a sus hijos. Ahí es nada. Y de dimitir nada de nada. Y los medios de comunicación que tanto acosaron los tuits del concejal de Madrid Guillermo Zapata que no justifico, pero que fueron escritos en 2011, nada, silencio total. Y hemos de recordar que Guillermo Zapata llegó a estar imputado, mientras que este hombre que es el alcalde de Granada, nada. Un poco de revuelo y ya está. Claro, después nos quieren hacer creer en la independencia de determinados medios de comunicación y esas cosas.

Tampoco quiero olvidarme de la “píldora” del caso de Juan Fernando López Aguilar, a quien el Fiscal del Supremo pide que se archive la causa que tiene abierta por maltratar a su mujer. O sea, señor exministro y eurodiputado, puede maltratar lo que quiera, puesto que tiene trato de favor y voy a pedir que todo quede en naderias. Eso es lo que traslada la opinión del Fiscal. Y Esperemos una denuncia del maltratador para reinstaurar su honorabilidad que esa seguro que no será archivada.

Y siguiendo con las “píldoras informativas” que hemos leído con los asesinatos machistas de este terrible semana, nos encontramos con que las mujeres “aparecen muertas” cuando en realidad nos están asesinando. Y siguen sin integrar en sus discursos que un asesinato machista ha de ser tratado como lo que es, un profundo problema social que ha de ser tratado mediáticamente con sumo cuidado para que el propio tratamiento de la noticia sea en sí mismo una denuncia expresa de lo que está ocurriendo, y no se reduzca a una mera noticia en el apartado de sucesos que es lo que está ocurriendo. Además dar cabida a mensajes que justifican al asesino debería estar en las antípodas de la información que pretende darse a través de la denuncia. Pero es amarillista y vende y se sigue haciendo, pese a que con ello se retroalimente al patriarcado que asesina mujeres y criaturas. Por lo visto es más importante justificar al asesino que denunciar el asesinato. Y ahí siguen aquellos a quienes les importa más y le dan más relevancia al lamentable estado en el que fue encontrada una perrita en el interior de un coche que los asesinatos de mujeres por terrorismo machista. Y así nos va. Más

Prioridades

2013-05-24 19.23.25Esta semana el Ministerio de Ana Mato (si, esa que nos sigue matando los derechos a las mujeres) hizo público un informe en el que se dice que: “El 92% de los españoles considera inaceptable la violencia de género en la pareja. Pero cuando se les pregunta qué identifican como violencia de género, el 36% se refieren exclusivamente a la violencia física o sexual y se muestran tolerantes con otros comportamientos de maltrato como las amenazas verbales, el control de los horarios o la forma de vestir, los celos desmedidos o la desvalorización permanente de la pareja.” ¿Cómo se nos queda el cuerpo? Pues la verdad es que bastante mal.

Los recortes, “versus” reformas que este desgobierno está llevando a cabo en materias como la prevención de la violencia machista tiene, entre otras, estas consecuencias: que los avances en sensibilización desaparecen.

Pero siendo grave e incluso muy grave, pierde parte de esa gravedad cuando nos enteramos que otra mujer ha muerto un casi un mes después a consecuencia de las agresiones que le propinó el bestia de su marido. Y que esta mujer no contabilizará en los datos del Ministerio de Ana Mato, porque murió “un poco más tarde”. Hay que fastidiarse…

Son ya muchas, demasiadas las mujeres asesinadas por el terrorismo machista, pero parece no importar a casi nadie. ¿Alguien se imagina qué actos/fastos se estarían organizando para entronizar al nuevo Rey o para realizar un referéndum sobre la III República, con más de 30 personas muertas por terrorismo? No ¿verdad?. Pues es lo que se está haciendo.

No sé es del todo consciente que todas esas mujeres asesinadas son víctimas del terrorismo. La única diferencia entre unas víctimas y otras son los asesinos. Y dependiendo de quien sea el asesino se las considera de una u otra forma. Así de triste y de duro.

Y cuando salimos a la calle gritando que “será republicana” y estando absolutamente de acuerdo con la consigna, nos olvidamos de ellas, de ellas, de sus voces, de sus deseos, de sus ilusiones. Y eso por la parte de la gente teóricamente más sensible a estos temas, puesto que para otros y otras ni siquiera existen.

Y venga con la abdicación, sus consecuencias y con el mundial de fútbol….Que si, que ya sabemos que comienza en breve, pero por favor recuperemos las prioridades por las necesidades de las personas…

La estupidez humana, en general nos va a llevar, como sociedad a aparcar todo aquello que no sean estos dos temas en las próximas semanas.

Y mientras se siguen imponiendo penas de cárcel a mujeres y hombres sindicalistas por piquetes informativos y a los patrones sólo se les imponen sanciones económicas por impedir el ejercicio de un derecho laboral.

Y mientras los neomachistas y misóginos campan a sus anchas al comprobar que sus mensajes para justificar a los maltratadores y a los malos tratos, están calando socialmente y que incluso aumenta la tolerancia a estos.

Y mientras se sigue asesinando a mujeres, pero como estamos con el debate Monarquía-República, pues pasa desapercibido que otras mujeres han sido y son agredidas e incluso asesinadas.

Y algunos de los que desgobiernan aprovechan el momento de estupidez generalizada por alguno de “los grandes temas de actualidad” para devolver un montón de dinero para “recuperar la confianza en España”, aunque no importe que nuestras niñas y niños pasen hambre cuando cierran los comedores escolares por vacaciones.

Más

El miedo a la libertad de las mujeres

 2013-05-24 19.23.25Si ya se que la primera parte del título de este artículo da nombre a un libro que  Erich Fromm escribió en 1941, pero no voy a reflexionar sobre ese libro que hace mucho que leí y que me enseñó un nuevo concepto de libertad.

 Hoy quiero reflexionar sobre dos noticias aparecidas en prensa esta misma semana y que dan mucho que pensar sobre ese temor que el patriarcado tiene a la libertad de las mujeres y los castigos que impone cuando se traspasan algunas líneas preestablecidas por el mismo patriarcado.

La primera noticia dice: “Una cofradía retira el título de dama a una niña que abortó”. El título en sí mismo ya da una idea de la crueldad con que se ha actuado en el pueblo cordobés de Rute que es donde han acontecido los hechos.

De nuevo los de faldas largas y negras no se han cortado un pelo en imponer sus criterios a una niña de quince años sin tener en cuenta el daño moral provocado a esta mujer preadolescente que ya habrá sufrido lo suyo al tener que interrumpir voluntariamente su embarazo para poder continuar con su propio crecimiento y construcción como persona. Pero al parecer a misógino de faldas largas y negras le ha importado muy poco hacer público un acto que es absolutamente privado creándole problemas de toda índole a esta joven mujer, con tal de imponer su dogmatismo y su radicalismo religioso.

                  Es un claro ejemplo de injerencia de la religión en lo que se debe considerar la intimidad de las personas. Y también es un ejemplo de cómo a estos de faldas largas y negras les importa un pito la vida de las mujeres y no les duele prenda castigarlas por un hecho que ellos consideran que no está bien, pese a ser legal, porque no podemos olvidar que, si la niña cumplía con los requisitos exigible por la actual y vigente ley, es un acto legal, por mucho que les pese a ellos y a toda la Curia Apostólica Romana, con el Papa incluido. Y, quiero insistir en esto: Pese a sus presiones y a sus injerencias en política, actualmente sigue en vigor la Ley Orgánica 2/2010, de 3 de marzo, de salud sexual y reproductiva y de la interrupción voluntaria del embarazo.

                  El temor de estos de faldas largas y negras a la libertad de elección de las mujeres, a que podamos decidir no ser madres, a que podamos elegir saltarnos sus normas a la torera, a no escuchar sus misóginos postulados, en definitiva su miedo a nuestra libertad para elegir cómo y con quien queremos vivir nuestras vidas les lleva a situaciones como la descrita en donde no les importa llevar las situaciones al límite sin importarles el dolor ajeno que han provocado ni a ser verdaderos esperpentos dignos de la inquisición en pleno siglo XXI.

                  Es del todo incomprensible en cómo se erigen en guardianes de la moral pública y al tiempo en sus colegios practican y ejercen actos con menores que no sé yo si se podrían calificar de ejemplares.

                  Y, al mismo tiempo y dentro de su conocida hipocresía, a quienes manifestamos publica y reiteradamente nuestra voluntad de apostatar e incluso confesamos actos que son merecedores de ser excomulgadas directamente, no se molestan en responder a nuestras peticiones. Y yo lo repito de nuevo y por enésima vez: Quiero ser excomulgada de una vez por todas!!! Y no voy a repetir todos los motivos que expuse en mi escrito porque son muchas y no quiero aburrir a nadie. Pero, al igual que otras muchas mujeres, tenemos confesados por escrito muchos hechos que implican la excomunión y no lo han hecho. ¿No se le puede llamar a eso incoherencia e hipocresía? Yo creo que sí, pero así son ellos, mucha falda larga y negra y poco coherencia…

Más

No nos dejaremos arrebatar nuestro derecho a decidir

2013-05-24 19.23.25Recuerdo cuando era joven, casi una niña, todavía menor de edad que una amiga me contó que recientemente había estado en Londres con otra amiga suya. Hablamos de la primera mitad de los años ochenta. Paseábamos por la glorieta de mi pueblo y cuando me entusiasmé ella me cogió por el brazo y se puso muy seria. Me contó que había acompañado a su amiga a abortar a la capital de Reino Unido. Obviamente mi entusiasmo desapareció de inmediato.

En mi casa ya se había hablado del tema y teníamos un ejemplar del “libro rojo del cole” en donde ya se hablaba de los peligros de los abortos clandestinos, aunque mi amiga no sabía que lo teníamos. En aquel momento aquel libro creo recordar que no era legal o, al menos no lo era del todo.

Como ya he dicho, en casa se había hablado del tema y yo tenía una idea formada sobre el tema, aunque prefería no compartirla a los cuatro vientos, pero pese a ello mis amigas la conocían. Hablamos de años en los que cada día había nuevas polémicas y cuando en algún grupo aparecía este tema en la discusión siempre había alguna persona facha alrededor que se ponía a gritar y a comparar el aborto con la pena de muerte y a exigir que el aborto continuara siendo ilegal, del mismo modo “que los rojos habían abolido la pena de muerte”. Os aseguro que era un debate cansino para quienes en aquello momentos éramos adolescentes con mayor o menor madurez.

Pues bien en el año ochenta y cinco se aprobó la despenalización del aborto en el Estado Español en los supuestos que todas y todos conocemos. Pasaron los años y más años. Y pasaron los gobiernos de diferente signos y aquella ley, claramente insuficiente, continuaba vigente.

A principios de dos mil ocho se llevó a cabo la campaña de auto inculpaciones por haber abortado con aquella ley y las agresiones a las clínicas autorizadas para realizar las intervenciones para interrumpir voluntariamente los embarazos y comenzó, con ello la presión para que la actual y vigente Ley Orgánica 2/2010, de 3 de marzo, de salud sexual y reproductiva y de la interrupción voluntaria del embarazo no saliera adelante. Pero, pese a todo se aprobó y pese a no ser la deseada por muchas de nosotras, por haberse quedado muy corta en algunos aspectos y mantener la falta de libertad total para las mujeres sobre sus decisiones respecto de su maternidad, mejoró mucho la anterior. Y eso, la mejora en sí misma, siempre es buena.

Y llegó Rajoy y su (des)gobierno. Y Gallardón, con su recién estrenado Ministerio de Justicia y con el beneplácito de la ministra de Sanidad anunció las reformas en esta materia sin esperar el dictamen del Tribunal Constitucional sobre el recurso que su partido interpuso cuando se aprobó la actual ley.

Más

La derecha y el cuerpo de las mujeres

2013-05-24 19.23.25Quizás una de las características más comunes de los gobiernos de derechas es la necesidad de controlar los cuerpos de las mujeres como si de un enemigo a batir se tratara.

Y un ejemplo claro de lo que digo es la ofensiva y patriarcal y misógina que ha lanzado el ministro Ruíz Gallardón en contra de la libertad de las mujeres para elegir sobre cómo, cuando y con quien ser madres, o sobre no serlo.

Esa necesidad de controlar los cuerpos de las mujeres es una clara herencia de los postulados también misóginos y patriarcales del la religión cristiana que a las mujeres no nos considera seres humanos completos y seguimos siendo subsidiarias de los hombres.

Y si en el Estado Español se nos pretende obligar a gestar y a ser madres en contra incluso de nuestra propia voluntad, en otros estados, también gobernados por la derecha se esterilizan a las mujeres sin su consentimiento, obligándolas a una esterilidad no deseada. El caso más flagrante es el de las mujeres peruanas que en su momento y bajo el mandato de Fujimori fueron esterilizadas contra su voluntad, tal y como vienen denunciando desde entonces.

En cualquier caso y a través de la imposición, la derecha pretende controlar y por tanto, apropiarse de nuestros cuerpos, lo cual es, al menos para mí, del todo indecente.

¿Se imaginan ustedes un estado que castrara a los hombres sin su consentimiento y por ende les condenaran a una esterilidad perpetua sin tener en cuenta su voluntad? Pues eso es lo que están haciendo con los cuerpos y las vidas de las mujeres.

Y como setas van apareciendo voces (masculinas por supuesto) que se atreven a preguntarse y sin ningún rubor que para qué queremos las mujeres libertad sobre nuestro propio cuerpo. Sí, como lo han leído. Y, además quien se lo pregunta dirige un medio de comunicación generalista, por supuesto de derechas. Y se quedan tan a gusto.

Desde mi punto de vista, afirmar esto es lo mismo que justificar la utilización de los cuerpos de las mujeres en los conflictos armados, o justificar las violaciones sistemáticas de los Balcanes o de Ruanda, o las mutilaciones genitales que sufren las niñas en algunos países del mundo. En definitiva usar, utilizar, mutilar y moldear los cuerpos de las mujeres al antojo de lo que piensan un grupo de hombres que ejercen el dominio y ponerlos al servicio de la comunidad masculina en general.

Y todo ello, evidentemente sin respetar para nada la libertad de las mujeres a las que cosifican de modo que sea mucho más “normal y natural” apropiarse de su cuerpo.

Estamos en el siglo XXI y en Europa que se supone que es,  presuntamente uno de los espacios geográficos, sociales y políticos con mayor índice de libertad y bienestar del planeta. Un espacio construido a lo largo de los años y con el esfuerzo de muchas personas que idearon y llevaron a la práctica sistemas políticos que igualaran y respetaran las vidas humanas de todas las personas para evitar que nadie se apropiara de la vida de otras personas y les aniquilara sus voluntades y decisiones. Ya vimos cuando el conflicto de los Balcanes que esas ideas, que eran una bella utipía, no dejaban de ser eso, utopía. Pero ahora, con la contraofensiva de la derecha europea reforzada con esta farsa que han llamado crisis y que están utilizando unos cuántos para enriquecerse todavía más, vuelven las viejas ideas del sometimiento de quienes ellos, esos mismos hipócritas que se están enriqueciendo con el sufrimiento de millones de personas, consideran que no han de tener derechos sobre sus propios cuerpos y sobre su maternidad. Y quiene someternos de nuevo a sus dictados de mercado, de miedo, de obediencia debida a los varones de clan, etc.

Pero no lo van a conseguir pese a Gallardón y sus secuaces tanto del (des) gobierno al que pertenece, como de la Conferencia Episcopal con sus señores de faldas largas y negras.

Y mientras en el Estado Español y en muchas ciudades tanto de Europa como de otros lugares del mundo claman y protestan por esta involución que esta gentuza hipócrita quiere imponernos, la creatividad para la lucha hace su aparición y nos encontramos con iniciativas como esta en la que cientos de mujeres decidieron registrar su cuerpo encontra de la reforma de la ley del aborto. Esta acción, que fue idea de la artista y activista madrileña Yolanda Domínguez, se realizó en Madrid, Bilbao, Barcelona, Sevilla, Pamplona y Pontevedra. Y quien sabe si se extiende por otras ciudades donde puede acabar…

Más

Anteriores Entradas antiguas

Tribuna Feminista

Tribuna Feminista

Alicia Murillo Ruiz

Alicia Murillo Ruiz