«Que tiemblen, no saben a la fiera que se enfrentan»

2013-05-24 19.23.25Ayer, primer día del mes de febrero Madrid se convirtió en un grito unánime por el derecho a decidir de las mujeres y con las palabras que dan título a este artículo resumía una de mis amigas lo que sintió y vivió en la manifestación.

Quedó muy clara cual es la opinión de las mujeres con respecto a las intenciones del ministra de justicia y sus correligionarios de (des)gobierno de Rajoy sobre la intención de priorizar la vida de un feto sobre la vida de las mujeres.

Que tomen nota de lo que ocurrió ayer en Madrid porque aunque algún graciosillo del PP en su circo mediático de descomposición interna que han montado en Valladolid se haya atrevido a comentar el que el PP es la marea azul, saben, perfectamente que han puesto en pie de guerra a muchas, muchísimas mujeres que nos vamos a callar. Y también a muchos hombres que nos acompañan emocional e ideológicamente en esta guerra abiertamente declarada contra Ruíz Gallardón.

Cada vez que este hombre abre la boca es para provocar y ayer, en medio de la manifestación volvió a hacerlo al decir algo parecido a que ningún grito le apartará de su decisión de proteger la vida de los concebidos no nacidos. Será estúpido este hombre…

Se acercan etapas electorales y al PP se le han abierto muchos frentes, y seguramente se le abrirán muchos más.

Somos muchas, como quedó ayer patente en Madrid, las que vamos a plantar cara y gritar un claro y alto “Si, se puede”. Y claro que se pueden revertir las decisiones que se han tomado. Y por supuesto que se pueden revocar decisiones políticas tomadas. Que se lo pregunten sino a la gente de Gamonal que consiguió con su lucha parar la construcción del bulevar, pese a alguna opinión, bastante inoportuna, por cierto, de algún representante del Consejo Vecinal. O que se lo pregunten también al Presidente de la Comunidad de Madrid que gracias a la presión de la marea blanca y a sus acciones legales ha tenido que renunciar a la privatización de algunos hospitales públicos.

Lo de ayer en Madrid no fue una marea violeta, fue directamente un tsunami con un objetivo claro: llevarse por delante la decisión que el hipócrita de Gallardón ha tomado. Y pone a prueba la inteligencia política de Rajoy.

Ellos y ellas sabrán cómo canalizar el enfado de tantas y tantas mujeres y hombres que ayer inundaron con sus gritos Madrid. Y esto fue el principio.

La palabras de mi amiga resumen perfectamente el sentimiento que muchas tenemos y ayer quedó patente. Se gritó alto y claro que “nosotras parimos, nosotras decidimos” entre otras verdades.

Más

Siguiente Entradas recientes

Alicia Murillo Ruiz

Alicia Murillo Ruiz