Año electoral

            Falta algo más de un año para volver a las urnas y elegir a la gente que nos representará en Ayuntamientos y muchas Comunidades Autónomas. Bueno y también al Parlamento Europeo.

Han comenzado las encuestas de los principales partidos políticos aventurándose sobre todo con los resultados autonómicos. Y la maquinaria electoral de los partidos ya ha comenzado a engrasarse. Y también han comenzado ya los codazos por ver quiénes van en las listas electorales y en qué posición en función de muchos, demasiados factores. Es la liturgia electoral previa. Toda una serie de ritos que pueden acabar poniendo nerviosa a demasiada gente.

Y en esa liturgia previa en la que nos encontramos, de nuevo una mujer ha sido descabezada por el patriarcado político. Y esa mujer es Carolina Bescansa de Podemos.

Hablar de sustituir a Pablo Iglesias en un futuro junto a Errejón que le ofreció ir de número dos en su candidatura de la Comunidad Autónoma, ha sido su gran error y por lo que ya se espera en la dirección de Podemos su dimisión. Pablo Iglesias no admite competencia ni de palabra ni de pensamiento. Pablo Iglesias copia modos y formas aprendidas para mantener férreamente sus propias posiciones dentro de su partido. No admite ninguna duda sobre su liderazgo y eso se veía venir.

Pero este modelo de liderazgo patriarcal no es único de Podemos. No. Y cuando me refiero a modelo patriarcal, no me estoy refiriendo solo a las formas o a que solo aparezcan hombres en las fotos y esas cosas. No. El modelo de Cifuentes, por ejemplo, también lo es. Cuando hablo de modelo patriarcal me estoy refiriendo a la jerarquización en la toma de decisiones. Me estoy refiriendo a la no toma en consideración del valor y el talento de las mujeres como lideresas y con proyección propia y no siempre ligadas al macho alfa de turno. También me estoy refiriendo a la puesta en práctica en el fondo y no solo en las formas de la EQUIVALENCIA entre mujeres y hombres, la EQUIPOTENCIA o reconocimiento del mismo potencial y poder a mujeres y hombres y a la EQUIFONIA o reconocimiento de las voces de las mujeres con el mismo peso e importancia que las de los hombres.

Y eso, a un año de varios procesos electorales sigue sin darse. Se nos tiene que incluir porque la ley lo impone, de lo contrario estaríamos mayoritariamente en la segunda parte de las listas. Salvo excepciones, claro.

Yo me propongo ir observando los movimientos de los diferentes partidos con opciones de gobierno e ir viendo que tipos de perfiles se van construyendo en las listas. Y por supuesto qué estrategias van a ir marcándose. Me importa y mucho ver perfiles de la gente que vaya en las candidaturas y, por supuesto mirar sus programas electorales. No me sirven los perfiles de visita a los mercadillos y besos a las criaturas. No. Quiero ver potencia en sus mensajes. Quiero observar cómo temas referentes a la equidad no solo aparezcan en sus programas, quiero ver cómo se llevan a la práctica incluso durante este año pre-electoral.

Quiero escuchar las voces de las mujeres potentes que están ya en la política y las de las que se van a sumar. Y quiero escuchar en las voces de ellas y ellos palabras referidas a una sociedad más justa en su conjunto y no solo para la mitad de la población. Quiero posicionamientos claros sobre temas como los vientres de alquiler, sobre el derecho de las mujeres a decidir sobre sus cuerpos y sus maternidades, aunque sean mujeres menores de edad a las que un embarazo no deseado les puede arrebatar sueños e ilusiones. Quiero leer y escuchar propuestas claras para la eliminación de la brecha salarial todavía existente. También quiero saber las posturas que se tienen sobre la investigación en la salud de las mujeres más allá de las etapas de embarazo y lactancia y que siguen siendo todavía inexistentes. Quiero ver propuestas claras sobre cómo corregir el actual desajuste de la conciliación entre la vida personal, laboral y familiar que impide a las mujeres tener carreras laborales igualitarias con respecto a los hombres. Quiero ver posicionamientos con respecto a la incorporación de un sistema realmente coeducativo en las aulas que ayude a potenciar los talentos de niñas y niños por igual. Quiero ver opiniones claras con respecto de la educación afectivo-sexual de calidad en las aulas desde edades tempranas. Más

Anuncios

No son mayores

TereMolla Agullent            Tengo la enorme fortuna de tener grandes amigas y amigos como personal docente tanto en la formación profesional como en primaria y secundaria y ello me permite tener un punto de vista de afortunada espectadora de cómo se está moviendo la gente joven dentro de las aulas. Aparte y como ciudadana que mira el mundo que nos rodea, veo cómo se mueven por las calles y cómo se comportan entre ellas y ellos.

Sabemos que la escuela junto con la familia y los grupos de iguales son potentes agentes socializadores cada uno en su ámbitos. Así mientras las familias son los agentes primarios y donde se reciben los primeros mensajes socializadores de cómo han de comportarse en el mundo las niñas y los niños y qué se espera de ellas y ellos en función de su sexo biológico, en la escuela teóricamente ese condicionante desaparece puesto que se trata a todo el alumnado por igual. Y el trato en función de si se es niña o niño vuelve a aparecer en los grupos de iguales, sobre todo cuando las hormonas comienzan a aparecer. Después están los mensajes que reciben de los medios de comunicación y en otra dimensión quedan los de los credos religiosos. Se puede afirmar que estos son los principales ejes socializadores que actúan sobre las personas.

Sabemos la velocidad con la que crecen las criaturas y cómo de rápido les toca aprender a vivir y a descubrir el mundo. Sabemos, también, que con las nuevas tecnologías nuestra juventud está hiperconectada tanto entre sí, como con el mundo y que, por tanto la información la tienen al alcance de un click. Y cuando hablo de información no sólo me estoy refiriendo a la que generan los medios de comunicación convencionales o digitales, me refiero a la que también ellas y ellos generan.

Hay informes que ya relatan cómo desde tempranas edades y con la ayuda de un móvil están colgando su vida en redes sociales o en grupos de amigos en chats. Y su vida, por supuesto incluye fotos.

Como ya he dicho en muchas ocasiones el patriarcado se reinventa de mil maneras para continuar ejerciendo su poder y mantener sus privilegios y para ello se sirve, cómo no, de los agentes socializadores aunque de unos más que de otros.

Los medios de comunicación, especialmente la publicidad, está transmitiendo una imagen de mujer muy joven, casi niña, hipersexualizada como patrón de mujeres perfectas. No importa que sea un modelo insano para la salud de las mujeres y especialmente de las más jóvenes. No importa que ese patrón lo estén intentando copiar niñas cada vez más jóvenes. No importa que en el camino de sus vidas se quede cada vez más tempranamente toda la inocencia a la que tienen derecho y que su crecimiento se acelere cada vez más rápidamente. Todo eso no importa. Lo que importa es satisfacer los deseos del patriarcado. Un patriarcado que también se sirve de los niños para despertar antes sus hormonas y sus ganas de ser machos alfa de forma más temprana. Si mezclamos estos ingredientes y le añadimos la necesidad de compartir en redes sociales sus vidas y logros cotidianos nos encontraremos con situaciones de nuevos tipos de violencias en las aulas que ya se están produciendo sobre todo con las niñas.

El sexting y la sextorsión son dos delitos en alza en nuestras aulas y cuando se descubren por parte de la familia o del personal docente y orientador de los centros escolares el daño puede ser ya irreversible para la víctima. Las ganas de ser mayores antes de tiempo suele gastar malas pasadas y luego cobrarse facturas muy altas en las víctimas.

La estigmatización de las víctimas es la principal consecuencia de estos actos que son parte de la violencia estructural que generamos cada día y que la viven las personas más vulnerables: mayoritariamente las niñas.

Más

Un año después

IMG-20141102-WA0000           Hoy primero de febrero, todas recordamos la multitudinaria cita del año pasado en Madrid ante la convocatoria del llamado “Tren de la libertad”. Incluso las que no pudimos acudir sentimos aquella inmensa energía desde la distancia física, que no la ideológica ni la emocional.

Ya me he paseado esta mañana por las redes sociales y he visto como vuelven a estar llenas de fotos de aquel evento que marcó el fin del recorrido de la tramitación de una contrarreforma de la Ley del aborto que pretendía cercenar nuestros derechos a decidir libremente (o casi) sobre ser o no madres. Aquello conseguimos pararlo.

Pero el camino hacia la igualdad sigue lleno de piedras y de pedruscos que no siempre son visibles.

La permanente actitud de algunos compañeros e incluso compañeras de viaje de la izquierda que siguen ejerciendo la mayor fidelidad en la servidumbre hacia el patriarcado es un claro ejemplo de lo que intento explicar. Y ahora no estoy pensando sólo en lo que ha ocurrido con la conformación del gobierno masculino de Syriza en Grecia, ni en ningún partido en particular. Me refiero a que sin ir más lejos esta semana comentaba con uno de esos compañero de izquierdas lo duro que me parecía el tema de Syriza. Un compañero y gran amigo personal que milita en la izquierda de mi pueblo. Su reacción a mi comentario fue casi furiosa y sus palabras las sentí como un jarro de agua fría. Su reacción desmesurada me dejó boquiabierta.

Según él, aparte de que se han de buscar siempre a “los mejores sin importar el sexo” cuando criticamos a Syriza o a cualquier otro partido por el tema de la falta de mujeres en las listas electorales, nos olvidamos (en este caso me olvidaba) de lo complicado que resulta “encontrar mujeres disponibles para ir en listas electorales”. Y se quedó tan ancho. No voy a negar que intenté hacer pedagogía y explicarle algunas causas de esa “falta de disponibilidad”, pero se cerró en banda. Sencillamente no quería escuchar ni entender nada. Su rabia hacía mi comentario le encerró en su caparazón y ya apenas pude hacer nada con el poco tiempo que tenía. Me quedé muy tocada puesto que en este momento se están elaborando las listas electorales para las elecciones de mayo y es importante llegar a visibilizar esa necesidad de paridad en las listas.

Más

La fuga de cerebros

2013-05-24 19.23.25Desde que se inició esta estafa llamada crisis que nos han provocado las grandes multinacionales y los grandes capitales con el único objetivo de acabar con la clase media, con algunos derechos de ciudadanía y con el estado de bienestar que era la seña de identidad de Europa, uno de los colectivos más perjudicados ha sido el de la juventud.

Jóvenes y mujeres han sido, por decirlo de algún modo, objetivos a batir por el capital que pretende, en el fondo, mantener el orden social que ellos consideran ideal: Un sistema patriarcal, en donde el varón vuelve a ser el sustentador, convierte a la gente joven en eternos adolescentes sin posibilidad de emanciparse por falta de oportunidades laborales y en muchos casos con un altísimo nivel de formación. Y por supuesto a las mujeres intenta devolvernos a las casas para realizar todas las tareas relacionadas con los cuidados de personas mayores, menores y dependientes.

Para ello este (des) Gobierno lleva tiempo trabajando en reformas laborales explícitas o encubiertas para que sean las mujeres y la gente joven quienes abandonen el mercado laboral en aras a que el poco trabajo que dicen que existe se concentre en manos masculinas, con el fin de mantener el androcentrismo patriarcal como único sistema posible.

Con este panorama la gente joven más preparada y, quizás, consciente del gris futuro que les espera en el Estado Español con los recortes “versus” reformas impulsadas por este (des) Gobierno, han decidido buscarse la vida allende las fronteras estatales y por diversas vías.

Y, justo en ese momento se convierten en exiliados laborales y económicos, pese que a la católica Ministra de Trabajo y Seguridad social, Fátima Báñez, (recordemos que se encomendó a la virgen del Rocío para salir de la crisis) les guste llamar a este exilio eufemísticamente “movilidad exterior”.

Entiendo perfectamente que algunas madres se enfadaran con ella y en las redes sociales la llamaran de todo menos bonita.

Una de esas madres que reprendió a la católica Báñez en las redes es mi amiga Ofelia Vila.

Ofelia tiene a su hijo Luís en Francia trabajando desde septiembre del año pasado como profesor. Aprobó una oposición en el país galo y allá tiene su futuro. La conozco hace años y nunca la vi con una mezcla de sentimientos tan grande como cuando me comentó que Luís había aprobado la oposición.  Por una parte se sentía feliz porque su hijo tenía el futuro laboral resuelto, pero por otro lado sentía (y siente) un dolor tan grande que le provocaba (y le sigue provocando) una rabia incontenible cada vez que habla del tema. El dolor por la ausencia del hijo y la rabia por ver como este (des) Gobierno está acabando con las expectativas de futuro de la que quizás sea la generación joven mejor formada de la historia, se apoderan de ella cuando se habla de gente joven y de trabajo. Ella les llama “exiliados laborales” y eso es en lo que les ha convertido esta gentuza hipócrita que dice gobernarnos, pero que en realidad lo que consiguen es amargarnos la vida en muchos aspectos y prácticamente cada día.

En estos meses que llevo trabajando como funcionaria en un servicio de atención a la ciudadanía me he encontrado con muchas situaciones dolorosas pero una de las que más me impresionó fue precisamente la de una señora a la que conozco desde hace años, Inma, que vino a informarse como ciudadana y cuando acabó se derrumbó delante de mi mesa, precisamente por este tema. Le pregunté por sus hijos y, literalmente, se derrumbó.

Después de tomar unos sorbos de agua para intentar calmarse, me contó que su hijo y su esposa llevan un tiempo en Alemania y que esperan su primer hijo. Será el primer nieto de Inma y ella ya sabe que no lo podrá disfrutar como quisiera, precisamente por la distancia que les separa.

Las lágrimas de Inma me conmovieron del mismo modo que siempre me conmueve Ofelia cuando habla del dolor que siente cada vez que Luís ha de volver a Francia. No son las únicas madres que viven estas situaciones, pero sí son las más cercanas.

Luisa es otra madre en esta misma situación. Madre de cuatro hijos y una hija y viuda desde hace más de treinta años, ha tenido que sacar adelante sola a su prole y procurarles estudios a aquellos de ellos que desearan hacerlo. Su hijo menor, Pau, arquitecto de profesión hace un par de años que está en Brasil con su pareja también por lo mismo. Ahora, Pau y su pareja están pensando dejar Brasil para “acercarse un poco” a casa. Y ese acercamiento pasa por buscar trabajo en cualquier país de Europa que les permita desarrollarse laboralmente, pero no pasa por volver a este Estado cuyo Gobierno les expulsó del mundo laboral para el cual están perfectamente cualificados y capacitados.

Para Luisa, una señora de setenta y cinco años y con un infarto a su espalda, cada vez que abraza a su hijo las pocas veces que puede hacerlo y, sobre todo cada vez que tiene que despedirle, el dolor le ahoga las palabras y el sufrimiento se apodera de su corazón.

Son sólo tres casos de mujeres a las que conozco y que están pasando por esta dolorosa situación impuesta por las medidas de un (des) Gobierno facha e hipócrita que predica la salida de la crisis y legisla a golpe de Reales Decretos Leyes la fuga de cerebros con el consiguiente dolor para sus madres.

Más

Algunas mentiras sobre la reforma de las administraciones públicas

2013-05-24 19.23.25Esta semana el Presidente del (des)gobierno Mariano Rajoy sacaba pecho ante varios mandatarios internacionales sobre los resultados de una de sus reformas estrella. Se trata de la Reforma de las Administraciones Públicas. Y afirmaba sin ningún rubor que el  ahorro que supondrá dicha reforma será de unos 28.800 millones entre 2012 a 2015 sin contabilizar el que supondrá le ley de reforma local, que podría elevar este ahorro a 37.700 millones.

Estas cifras que a priori pueden resultar espectaculares, tienen trampa, por supuesto que tienen trampa. E incluso me atrevería a decir que tienen más de una.

Y me explico…

Lo primero que se me viene a la mente es que si se devolviera todo el dinero que se han llevado los corruptos que ellos y ellas han promocionado a lo largo de todos los años que llevan gobernando en algunas comunidades autónomas o desde el partido que sustenta el gobierno, quizás no hubieran sido necesarias tanta puñeteras reformas.

Y digo puñeteras reformas porque todas y cada una de ellas las acabamos pagando y sufriendo la misma gente: aquellos de dependemos de un salario cada vez más bajo, quienes tienen pensiones, también cada vez más bajas o quienes ya no tienen ni trabajo, ni salario, ni pensión.

Desde luego, quienes dictan estas medidas injustas no las pagan ni las sufren, al menos con la misma dureza e intensidad que la gente de clases más bajas.

Pero volviendo a la reforma de las administraciones públicas y a los pretendidos ahorros que Rajoy vende a otros mandatarios y mandatarias europeos, os vuelvo a insistir en que son mentira.

Y lo son, porque lo que no explican es que hacen desaparecer organismos de participación que garantizan la pretendida transparencia democrática.

Porque, señoras y señores, hemos de recordar que vivimos en una democracia representativa, pero poco participativa.

Y el matiz es muy importante y voy a intentar explicar las diferencias.

En un sistema representativo la ciudadanía sólo participamos dando nuestros votos a las listas que unas organizaciones políticas han elaborado previamente y se nos presentan de forma única y cerrada. Y una vez están emitidos los votos, los representantes que han salido son quienes ostentan el poder. Digamos que nuestro poder como ciudadanía lo delegamos en estas personas a quienes en la mayoría de los casos ni conocemos. Y, a menos que ellas lo decidan, no existen órganos de participación directa de la ciudadanía. Podríamos afirmar, por tanto, que la participación es una cuestión de voluntad política….o de falta de ella. Y no podemos olvidar, que esa participación directa tiene el papel de fiscalizar, cuestionar y/o aprobar la gestión que hace una determinada institución.

Este es, a grandes rasgos lo que se considera un sistema representativo.

Y por otra parte está el sistema participativo que facilita la participación desde el principio tanto en la confección y elaboración de las listas como en que estás son abiertas y por tanto se vota a las personas y no sólo a las siglas. Además felicitan el contacto continuo con la ciudadanía a través de variados canales de comunicación directa que pasan desde la creación de órganos de participación mixta y no sólo política hasta la utilización de las nuevas tecnologías para facilitar contactos, información e intereses.

Tal y como os decía, con la Reforma de las Administraciones Públicas hacen desaparecer algunos órganos de participación como por ejemplo el Consejo de la Juventud de España.

Y hemos de recordar que el Consejo de la Juventud de España es un organismo AUTONOMO dependendiente del Ministerio de Sanidad, Servicios sociales e Igualdad en el que están representadas más de sesenta entidades juveniles del todo el Estado, entre organizaciones y los consejos de juventud autonómicos y el principal objetivo de esta plantaforma, creada por ley en 1983, es dar respuesta a las demandas de la juventud para el desarrollo de sus objetivos tanto individuales como colectivos.

Más

Día triste para las mujeres

2013-05-24 19.23.25

Hoy será un día triste para la memoria colectiva de las mujeres. Y lo será porque este (des)Gobierno inicia los trámites legales pero injustos para devolvernos a las mujeres a un estado de permanente incapacidad plena para decidir sobre nuestro propio cuerpo y nuestra maternidad.

Nos van a impedir decidir sobre cuando, cómo y con quien queremos ser madres. Es terrible.

Pero además creo que Ruíz Gallardón, perversamente, ha elegido simbólicamente este día para llevarlo al Consejo de Ministros. Y me explico.

Hoy se cumplen cuarenta años de la muerte de Carrero Blanco, el que estaba llamado a suceder al dictador. Y además se cumplen también dos años de la llegada del PP al (des)gobierno actual.

No sé si el actual y nefasto para las mujeres, Ministro de Justicia, pretendía celebrar ambos eventos castigándonos a las mujeres, pero es lo que me temo, por su conocido talante misógino y reaccionario.

Claro que este ministro forma parte de un gobierno cada día más autoritario y esencialmente ultracatólico que pretende apropiarse de los cuerpos y la maternidad de las mujeres, tal cual se hace en las granjas de maternidad de ganado.

Al dejarnos a las mujeres sin posibilidad de elegir libremente  sobre nuestra maternidad y sobre nuestro cuerpo, se  nos niega la posibilidad de una vida plena y, sobre todo, libre.

Esa libertad y dignidad que se nos niega pretende devolvernos a etapas de nuestra reciente historia en la que se nos detenía por interrumpir nuestro embarazo.

Nos devuelve también a situaciones en donde encontrar la complicidad de profesionales que nos ayudaran y que tuvieran un compromiso claro con nuestro derecho a decidir, les podía llevar a la cárcel.

Tampoco podemos olvidar que se pretende, de nuevo hacer negocio, puesto que la objeción de conciencia de determinados profesionales de la sanidad pública a realizar este tipo de intervenciones en  centros públicos, desaparece de inmediato cuando de sus clínicas particulares se trata y por cuyos servicios se pagan píngües cantidades por parte de las mujeres que se lo pueden permitir económicamente, condenando a las señoras sin recursos económicos a someterse a intervenciones poco seguras incluso para su propia vida.

Más

El PP y la juventud

2013-05-24 19.23.25Es como volver la vista atrás. El Partido Popular tiene una extraña relación con la juventud en muchos lugares en los que gobierna.

Hace unos años, cuando llegó con mayoría absoluta a Ontinyent, dejó sin presupuesto el Consejo Local de la Juventud. Pero este órgano resistió como pudo y sigue funcionando.

Ahora y con su mayoría absoluta, pretende hacer lo mismo con el Consejo de La Juventud de España.

Los argumentos esgrimidos son múltiples y bien variados. Pero hay algunos que no se atreven a hacerlos públicos aunque tienen sus medios de comunicación que les hacen de “voceros” sin que ellos se manchen las manos.

Uno de los argumentos más ridículos que he leído aparece en el apartado “la Gaceta” de la web de intereconomía (me niego a poner el enlace por temor a que se puedan colar virus ultraderechistas o radicales libres ultracatólicos en mi equipo informático. Supongo que se puede entender). En este espacio y según palabras de Jaime Hernández, portavoz de hazteoirjovenes, se arguye que desde el Consejo de la Juventud de España se utilizan fondos públicos para “hacer campañas para fomentar el drama del aborto entre adolescentes y por el aborto libre y gratuito. Pero además, este joven se queda tan ancho cuando continúa manifestando que esta Institución: “se ha convertido en una trinchera ideológica que promueve la cultura de la muerte con el dinero de todos” y que “si quieren una finca para difundir el aborto y la ideología de género que se la paguen sus directivos con su propio dinero”.

Y yo me pregunto ¿No le dará vergüenza a este joven manifestar semejantes burradas? A ver, mientras el Tribunal Constitucional no tumbe la actual Ley de salud sexual y reproductiva y de la interrupción voluntaria del embarazo, o el ministro Gallardón, la cambie, dicha ley está vigente y, ideologías aparte, es del todo legal hacer campañas para darla a conocer.

Sabemos las mujeres por experiencia propia, que aquellos que hablan en nuestro nombre y, presuntamente buscan la protección de nuestros derechos, lo que realmente están buscando es mantener nuestro sometimiento a sus dictados. Y eso sencillamente es lo que está ocurriendo ahora también con la juventud.

Más

Tribuna Feminista

Tribuna Feminista

Alicia Murillo Ruiz

Alicia Murillo Ruiz

F&S

Femenina y singular: el blog de Mar