Maternidades no tan idílicas

Maternidades no tan idílicas

 

Hoy se conmemora el día de la madre. Y lo conmemoramos en un momento en el que el patriarcado más feroz intenta desvirtuar su esencia primigenia en el sentido de” la madre es la que pare” y en todo caso, y también, la que cría y cuida.

Asistimos con espanto a la manipulación más grosera de la utilización del cuerpo de las mujeres con fines claramente mercantilistas. Junto con el de la prostitución, el alquiler de vientres de mujeres son dos negocios muy lucrativos que la alianza que suponen el capitalismo y el patriarcado no  van a dejar escapar. Y hemos de recordar que en ambos casos la materia prima con la que hacer negocios son los cuerpos de las mujeres y de las niñas.

Cuando analizamos desde la perspectiva feminista estos hechos o, mejor dicho, estos negocios, al menos a mí se me revuelven las tripas y me entra un profundo asco. Y también una profunda tristeza.

Asco por comprobar la falta total de escrúpulos y del más mínimo respeto hacia los cuerpos de más de la mitad de la población mundial. Y sobre todo los de las mujeres y niñas más vulnerables económicamente hablando, que se convierten en un enorme granero de materia prima para poder explotar por parte del capitalismo patriarcal más feroz. Lo mismo que ocurrió con la esclavitud. Comercio con materia prima de carne humana a la que utilizar y explotar. Y como no podía ser de otro modo, también en aquel momento esclavista las mujeres esclavas se llevaron la peor parte.

Y una profunda tristeza por comprobar cómo algunos valores humanos se degradan en aras al cumplimiento de unos deseos patriarcales que no dudan en recurrir a todos los medios, incluso ilegítimos, para ser satisfechos.

No soy jurista. Pero sí soy feminista y como tal abogo por una sociedad libre de desigualdades entre hombres y mujeres. A las amigas juristas feministas les dejo el arduo papel de desentrañar la ilegalidad sobre la necesidad actual del patriarcado por negar la maternidad a las madres gestantes de esas criaturas que luego van a ser entregadas a otras personas. Eso sí previo pago de su importe a las agencias intermediarias.

Pero como feminista me parece que el patriarcado utiliza el papel de la maternidad siempre a su favor. Y me intento explicar.

De momento solo las mujeres podemos gestar y parir. Y, aunque el diccionario de la Real Academia de la Lengua no lo explicite, también podemos engendrar[1]. Aprovechándose de esa característica biológica, el patriarcado ha utilizado la maternidad de muchas maneras.

Como forma de perpetuar su linaje, impidiéndonos a las mujeres decidir sobre nuestro propio cuerpo y nuestras maternidades. Llegando a convertir en pecado nuestro placer sexual y convirtiendo en “sagrado” el cuerpo, solo destinado a la procreación. Y por supuesto para el placer masculino también.

De esa manera también se produce una sublimación de la maternidad como única forma de realización de las mujeres que asumen el cuidado de su prole y del padre de la misma como función primordial de su vida, olvidándose de sí misma y de sus aspiraciones o necesidades. De ese modo quedan sometidas al sustentador de la familia.

Tampoco ha dudado el patriarcado en utilizar la maternidad como arma de guerra utilizando a las mujeres, además de para satisfacer sus deseos sexuales, para parir a sus hijos e hijas, sin importarles lo más mínimo el futuro de las madres y de las criaturas. Únicamente como forma de humillación hacia el adversario en el conflicto. Violando y embarazando a mujeres imponía su ley patriarcal a través de una descendencia, aunque esta no fuera reconocida. El papel de estas mujeres es especialmente doloroso puesto que quedan estigmatizadas por sus propias familias al igual que las criaturas que nacen de estos actos salvajes.

También como arma política con un control de la natalidad para aumentar o disminuir la población en determinadas zonas. Más

Comienza el 2017

tere-gijonAsí es, acaba de comenzar un año nuevo. Todavía casi sin estrenar, pero lleno de esperanzas porque cambien algunas cosas.

Esperanzas que no han de confundirse con falsas expectativas. Sé, mejor dicho las feministas sabemos que el año nuevo, por sí solo no va a cambiar nada. Pero al menos nos queda esa esperanza, a veces fugaz, de que quienes nos gobiernan tomen por fin consciencia de la verdadera dimensión de lo que el patriarcado está haciendo con la vida de las mujeres y las niñas.

Ejemplos los tenemos a raudales para mostrarles el camino de los cambios. Otro asunto bien diferente es que nos quieran hacer caso. Pero eso ya es harina de otro costal, como muy bien dice el refrán.

Pero por si esto sirve de carta a los Reyes Magos (o Reinas Magas que nunca se sabe) vayan unos cuántos de esos ejemplos para intentar un 2017 más igualitario y más equitativo.

En el ámbito educativo estaría bien derogar la LOMCE y volver a introducir la asignatura de educación para la ciudadanía para proponer al alumnado temas relacionados precisamente con eso, con la ciudadanía. Y de ese modo promover pensamientos menos acríticos con la sociedad en la que viven, mejor dicho vivimos. Y enseñarles a pensar y a cuestionar sus entornos. Pero que aprendieran a hacer críticas constructivas para que puedan proponer soluciones a los problemas que detecten. Y, al mismo tiempo, que manejen herramientas que les ayuden a desenmascarar la falsa igualdad entre mujeres y hombres que pretenden “vendernos” desde algunas oligarquías partidistas o desde algunos medios de comunicación generalistas. Y, también, que aprendieran a detectar la violencia en cualquiera de sus modalidades y a neutralizarla. Sobre todo la violencia machista. Que al detectarla no solo la rechazaran y condenaran, sino que también aprendieran a erradicarla. Y sí ya sé que quizás sea un pensamiento utópico, pero las utopías de ayer son las realidades de hoy.

En el ámbito sanitario estaría bien un mayor grado de implicación investigadora sobre los cuerpos y vidas de las mujeres para poder acertar y tratar con efectividad las enfermedades de las mujeres con sus peculiaridades específicas en cualquier etapa de sus vidas, porque ya sabemos que los efectos de los medicamentos no actúan igual en organismos masculinos que en femeninos y por eso reclamamos que, siendo más de la mitad de la población mundial, se tengan en cuenta nuestras necesidades fisiológicas a la hora de ser tratadas con medicamentos sintéticos.

En este año entrante estaría muy requetebién que nuestros machos alfa gobernantes se pusieran las pilas y, dejándose asesorar por colectivos feministas, iniciarán los trámites para poner en marcha un gran Pacto de Estado contra las violencia machistas que cada año asesinan a demasiadas mujeres e incluso criaturas. Porque incluso una sola mujer asesinada es demasiado. Porque nos merecemos una vida digna y sin violencias de ningún tipo. Al igual que nuestras criaturas. Porque nuestras vidas de mujeres son igual de importantes que las suyas.

En el ámbito del empleo sería muy conveniente poner en práctica aquello de “remover obstáculos” para que las brechas salariales, las segregaciones horizontales, verticales así como los suelos pegajosos y los techos de cristal pasaran a mejor vida y se hiciera un verdadero esfuerzo por medir lo que realmente aportamos las mujeres trabajadoras al mercado laboral y realmente se valorara. Más

Alcem les veus/levantemos las voces

Quiero compartir con quien le apetezca dos archivos.

El primero es un vídeo de la lectura que realicé el viernes por la noche en Alzira en el acto organizado por el Grup-Debat Per La Igualtat, “Alcem les veus” (Levantemos las voces) en el que se lee contra las violencias machistas.

Aquí lo teneis:

Como está leído en catalán, he decidido compartir también el texto en castellano para aquellas personas que deseen saber que leí. Lo tenéis aquí:  Esperanza

Espero que os guste esta doble entrada de hoy.

Feliz semana y un beso.

Teresa

Audio sobre el patriarcado y los cuerpos de mujeres y niñas

Tere roigOs dejo el audio sobre la charla del pasado viernes 28/10/2016 en Gijón y a propuesta de La Tertulia Les Comadres, sobre “Reflexiones sobre el patriarcado y el cuerpo de mujeres y niñas”

Duración aproximada : una hora.

Cuando se abra el enlace hay que ir a la pestaña “episodios” y allí lo podréis encontrar

http://www.ivoox.com/13565699

Ben cordialment,

Teresa

Algunas cifras para la vergüenza

Tere roig            Cuando desde el feminismo denunciamos cualquier tipo de violencia machista, y que van desde las actitudes micromachistas cotidianas como llamarte por un genérico “mari” o “niña” hasta asesinatos de mujeres y niñas, siempre se nos tilda de exageradas y de buscar agujas en pajares para cuestionar el orden establecido. Y no hay duda de que este tipo de reacciones ante nuestras denuncias comporta una justificación del patriarcado puro y duro.

Pero ahí están las cifras para la vergüenza que justifican descaradamente nuestras denuncias ante un patriarcado que utiliza todos los medios para mantenerse vivo. Aunque ello suponga cambiar algunas cosas para que nada cambie.

Hoy sólo voy a dar algunas cifras y datos para la reflexión y intentar demostrar que nuestras palabras están sobradamente justificadas.

Si tenemos en cuenta que según fuentes del Ministerio del Interior, sólo en 2015 fueron violadas en el Estado Español mil ciento veintisiete mujeres y apenas se habla de ello en los medios, nos encontraremos de nuevo con esos silencios cómplices a los que tan acostumbradas nos tiene el patriarcado.

Y es que hablar de violencia sexual hacia las mujeres implica hablar de hombres agresores, violentos e incluso asesinos y de eso cuesta hablar.     Con cada agresión sexual se impone el orden patriarcal. Y con cada silencio impuesto o auto impuesto se alimenta y se justifica ese orden criminal para con las mujeres. Pero sigamos con las cifras oficiales.

Según los datos ofrecidos esta misma semana por el Observatorio contra la Violencia Doméstica y de Género del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) referidos al primer trimestre del año en curso, en el Estado Español trece de cada diez mil mujeres han sido víctimas de violencias machistas por parte de sus parejas o exparejas. O lo que es lo mismo más de treinta y dos mil mujeres han sido víctimas violencia de género sólo en el primer trimestre. Insisto en que son cifras oficiales.

Según vamos viendo cifras podemos comprobar que las feministas no exageramos cuando seguimos denunciando que se nos agrede y se nos asesina cada día pero que eso parece no importar demasiado a quienes se siguen peleando por gobernarnos pero sin tenernos en cuenta más que para cumplir la vigente ley de igualdad.

Vamos con la brecha salarial de género.

Según el Informe Mundial de Salarios 2014/2015 de la OIT en España los salarios cayeron un 1’5% en 2013 mientras que en el mundo subieron un 2%. Según dicho informe, el Estado Español es, entre los países desarrollados, el estado en donde más han crecido las desigualdades salariales por razón de género. Alguna cosa habrán tenido que ver en este aumento de la desigualdad las dos reformas laborales de los años 2010 del PSOE y 2012 del PP cuando nos dejaron a la clase trabajadora en general y a las mujeres trabajadoras en particular a los pies de los caballos. Y como capitalismo y patriarcado van de la mano, seguimos siendo las mujeres quienes nos llevamos la peor parte como venimos comprobando (y sufriendo) históricamente.

Y si con estos tres ejemplos de cifras oficiales espeluznantes no fuera suficiente, ahora pasamos a las cifras no oficiales que todavía son más horrorosas.

Según el portal http://www.feminicidio.net, en el primer semestre del 2016 han sido asesinadas 48 mujeres y niñas y un hombre como consecuencia de las violencias machistas.

Y ante tanta cifra desgarradora, yo me sigo preguntando ¿Cómo es posible que la semana pasada hubiera elecciones generales y sólo se dedicaran 26 segundos de un debate televisivo a hablar sobre las violencias machistas? Pues así actúa el patriarcado. Más

Maldito acuerdo!!

TereMolla AgullentNo entiendo de leyes. Pero me parece que si se ratifica este acuerdo de expulsión de personas refugiadas a Turquía, como ciudadanía europea deberemos sentir profunda vergüenza de haber contribuido a la expulsión de tanta gente que sufre.

Siento una profunda tristeza ante la posibilidad de que esto ocurra, y no dejan de venirme a la mente imágenes de los trenes en los que viajaban a los campos de exterminio nazi tantas personas hacinadas a las que el régimen condenó por no ser de raza aria.

Estamos a las puertas de destruir todo lo que se ha construido precisamente para evitar que aquellas imágenes se repitieran. Estamos en ciernes de reproducir un tremendo error histórico con tantas y tantas personas que huyen de la guerra y del hambre.

Miramos a otro lado porque están lejos y son diferentes.

Sobre las cabezas y los corazones de quienes apoyen este acuerdo caerá la vergüenza histórica de haber destruido los pilares morales y legales de una pretendida Unión Europea para las personas y no sólo para los movimientos de capitales.

Me encuentro desorientada y muy triste ante el espectáculo que damos la ciudadanía europea antes estas personas refugiadas. Como ciudadana de un estado miembro de la Unión, no me siento en absoluto representada por nadie de quienes están en situación de ratificar ese maldito acuerdo que pretende vulnerar los derechos humanos de tantas personas, condenándolas a vivir en un país que no reconoce ni respeta los derechos humanos y mucho menos los derechos de las mujeres y las niñas.        Me siento terriblemente mal esta mañana de soleado domingo al ser consciente que en menos de una semana es posible que dé comienzo un éxodo que condenará a tanta gente a campos de concentración en el que se van a violar todos sus derechos y en los que su futuro va a verse absolutamente truncado. En donde las niñas van a carecer de futuro y se convertirán en carne de cañón de desaprensivos depredadores sexuales que las violarán o las secuestrarán con fines de explotación sexual. Y sí, aunque parezca una exageración, estoy convencida de que ocurrirá, si no está ocurriendo ya. Más

Mujeres sabias y brujas está de aniversario!!!

Tere 9 octubre            Pues sí, este blog, Mujeres sabias y brujas cumplirá el próximo día 27 de noviembre sus primeros 10 años de vida.

Diez año en los que desde esta ventana me he asomado al mundo para opinar cada quince días aproximadamente, sobre lo divino y lo humano. Sobre lo personal y sobre lo político. Sobre lo que se decía y sobre lo que se callaba. Siempre desde mi punto de vista.

Hemos recorrido momentos de dolor y de gozo. Transitado por tierras extrañas y rincones familiares.

He aprendido a apoderarme de mi voz y, por fin, hacerla sólo mía.

Aprendí a moderar comentarios y a publicar los que pensaba que eran convenientes y a mantener ocultos los que no me gustaban o eran ofensivos, sin ningún remordimiento.

Aprendí, por fin, a que este espacio es mío, como mi casa, y que en él entra quien yo desee que lo haga, pero no todo el mundo que quiere puede hacerlo.

Ha sido y es un espacio de aprendizaje, Un recorrido vital. Un reconocimiento a las voces poco escuchadas. Un descubrimiento continuado sobre el poder, en cierto modo democratizador, de Internet para decir lo que se crea en cada momento sin la dependencia que supone estar supeditada a un medio de comunicación.

Ha sido y espero que siga siendo, un espacio de crecimiento personal desde el cual poder gritar lo que crea en cada momento.

Es, sin ninguna duda, una prolongación de mi casa, de mi espacio privado, pero que en este caso deseo compartir con quien quiera leerlo.

Mi blog, mi querido Mujeres sabias y brujas, en estos diez años sólo me ha reportado buenos momentos. Y, si ha habido alguno malo, lo olvidé.

Este espacio que nació como espacio de reflexión personal y colectiva, si alguien en algún momento deseó tomar mis palabras para su propia reflexión, se ha convertido en un espacio necesario para mí, en donde volcar opiniones sobre lo que ocurre en el mundo y, sobre todo, lo que sigue ocurriendo en el mundo de las desigualdades entre mujeres y hombres.

En estos diez años Mujeres sabias y brujas, se ha convertido en mi altavoz ante el mundo. Soy consciente de que es visitado desde muchos lugares del mundo. Desde todo el continente americano hasta Japón, Vietnam, Australia, etc. Y puedo asegurar e incluso demostrar que no es pedantería. Sencillamente ocurre.

Y cumple diez años!!!

Por eso quería compartirlo con la gente que lo visita, porque me hace especial ilusión.

Y este décimo aniversario se lo quiero dedicar a todas y cada una de las personas que lo visitan o lo han visitado. Pero hay algunas personas especiales a quienes se lo quiero dedicar.

En primer lugar a Maite, mi eterna mánager y mi gran amiga que siempre me animó a seguir escribiendo, estudiando y dando mi opinión en aquello que me pareciera importante.

En segundo lugar, aunque no necesariamente ha de ser en ese orden, a Germán que me enseñó lo que eran los blogs y me animó a crear uno personal. Creyó en mi potencial.

A Ofelia que es otra de esas personas importantes en mi vida y que siempre ha estado a mi lado animándome, cuidándome e incluso riñéndome cariñosamente cuando hizo falta.

Pero nombrarlas a todas en este aniversario sería imposible. Valgan estos tres nombres como muestra de todo el cariño y afecto recibido en estos diez años de vida de este blog.

Y voy a simbolizar en Ana Ramos todas las voces que me han hecho llegar su seguimiento quincenal y a quienes quiero agradecer de todo corazón su fidelidad.

Ahora toca trabajar para que Mujeres sabias y brujas cumpla muchos años más siendo lo que es, lo que ha sido siempre: mi instrumento para decirle al mundo lo que pienso en cada momento. Y especialmente en todo lo que atañe a las situaciones de desigualdades, discriminaciones, inequidades que el patriarcado sigue empeñándose en mantener para su propio beneficio en detrimento de las mujeres.

Gracias de todo corazón a la buena gente y ya comienzo a trabajar para cumplir muchos más!!!!

Ben cordialmente,

Teresa

Anteriores Entradas antiguas

Tribuna Feminista

Tribuna Feminista

Alicia Murillo Ruiz

Alicia Murillo Ruiz

F&S

Femenina y singular: el blog de Mar